Viña Del Mar

Una ciudad que encanta dondequiera que vayas

"...y también tenemos una terraza con una vista increible" es lo que le digo a cada pasajero cuando viene al hotel (la foto panorámica fue tomada desde la terraza). Pero esto, lejos de ser sólo una frase comercial, es en realidad cierto. Todos los días no puedo dejar de sorprenderme por la maravillosa vista de nuestra terraza, especialmente por los amaneceres. Aunque he vivido toda mi vida en Viña del Mar, me encanta la ciudad. ¡Tiene de todo! Lugares de campo, parques, playas, vida nocturna, buenos restaurantes... ¡todo!

Cada cierto tiempo me paro en la terraza del hotel y doy un vistazo a la ciudad. El mar relajante, las majestuosas montañas, los cerros llenos de casas, las nubes formando figuras en el cielo... Amo vivir en Viña del Mar. 

Justo enfrente del hotel, hay un restraurant con las mejores pizzas que he probado. Caminando un poco más (no más de 5 minutos), puedo encontrar un buen restaurant de sushi. Si quiero dar un paseo más largo, puedo encontrar hamburguesas, más pizzas, y algunos pequeños almacenes. ¡Pero también puedo encontrar un restaurant elegante a menos de 10 minutos a pie!

Bajando por el cerro, puedo llegar al borde costero. Es una carretera, pero con una ancha vereda, donde puedo sacar hermosas fotografías. Es como si me invitara a caminar más. Esta bien, es algo así como unos 20 minutos, y llego a la playa Caleta Abarca, el reloj de flores, y el centro de la ciudad. Puedo realmente perderme en esta ciudad al caminar en cualquier dirección, y siempre encuentro buenos lugares para visitar. Y cuando me alejo mucho del hotel, o estoy muy cansado para caminar de vuelta, puedo tomar un "colectivo" (un taxi grupal), y puedo volver al hotel ¡por menos de 2 dólares norteamericanos!

Ven a Viña del Mar, concordarás conmigo que es una ciudad que encanta, ¡dondequiera que vayas!

La importancia de la vista al mar

El mar, siendo tan poderoso, tiene un efecto relajante único, difícil de describir. Y despertar con esa sensación, mirar hacia la ventana y encontrarse con el Océano Pacífico por un lado, y por otro lado con el hermoso espectáculo del amanecer (el de la fotografía, que fue sacado desde la terraza), sencillamente no tiene precio. Realmente cada vez que veo una imagen como esta en vivo, no dejo de maravillarme.

En Viña del Mar son muy pocos los hoteles con vista al mar. 4 para ser más específicos. Sin embargo ninguno tiene las características que tiene el Hotel Boutique Vista Velero. Este hotel, aunque no está en el centro de la ciudad, se encuentra en un barrio muy tranquilo, donde no hay ruidos externos que afecten el descanso nocturno. Contamos con un estacionamiento pequeño, y cuando este se llena, tenemos cámaras de vigilancia para los vehículos que estacionen en la calle. De manera que (aunque nunca ha pasado nada con los vehículos de los pasajeros) todos pueden descansar tranquilos sin temor de sus vehículos.

Humildemente puedo decir que contamos con un personal muy atento, nos interesa mucho que el pasajero se sienta bien atendido, ya que son lo más importante para nuestro hotel. Y así lo han reconocido nuestros huéspedes. Muchas veces nos hemos llevado felicitaciones por nuestro trabajo.

Y un detalle muy importante, nuestros precios son bastante convenientes. Además, constantemente estamos haciendo promociones y ofertas, de manera que siempre contamos con las tarifas más convenientes.

Simplemente déjate llevar por la magia de una experiencia increíble, sin duda será una estadía inolvidable.